Archive for enero, 2010

En mi tipica linea de renovar móvil cuando acaba la permanencia he tenido la suerte de poder adquirir un Nokia 5800 de Movistar por poco dinero, y sin obligación de contratar un plan de datos, cosa que cada vez es más dificil

En cuanto he llegado a casa he instalado el SportsTracker (ya lo conocía, pues lo tenía en un N70 que me prestó un amigo durante un tiempo)… con este software y el GPS interno del móvil se puede controlar con más exactitud y menos complicaciones los ‘paseos’, ¡y además llama por telefono!… menudo gadget

Al momento de comprarlo he decidido salir, y aprovechando las características del software he cambiado de ruta para conocer otras zonas, otro tipo de terreno, y no acostumbrar al cuerpo a una única ruta.

Al final he hecho 7 km, en 1 hora y 15 minutos. Según el cacharrín la velocidad media ha sido de 5,6 km/h y he dado 7850 pasos, aproximadamente. Teniendo en cuenta que iba con las botazas de montaña por terreno llano (no olvidemos que no están pensadas para esto), considero que ‘me porté’ bastante bien y me sentí satisfecho… espero no tener problemas durante mi primer Camino de Santiago, del estilo de robos, de moviles, botas, mochila… no me resultaría nada agradable…

Por fin!

Llevaba un tiempo mirando equipamiento para el Camino de Santiago: y muy especialmente botas de montaña, materiales, suelas, refuerzos, dureza, en fin… todo lo que conllevan unas botas. Como no soy para nada un gran especialista en el tema, he consultado multiples webs, y al final he llegado a la conclusión que para un camino ‘liso’ lo ideal son unas botas con poca caña o sin ella, y más bien blandas, en cambio, para ir por monte (pistas sin asfaltar y con mucha pendiente) es mejor una bota dura y bien reforzada, con algo de caña.

Considerando que en mi ruta durante el Camino de Santiago (que se prevee Leon – Santiago o Astorga – Santiago) encontraré ambos tipos de terreno considero que no es mala idea llevar unas zapatillas de deporte ‘normales’ para los terrenos fáciles con buen tiempo, como ‘plus’ todas mis deportivas son de cuero, que aunque blando, bien untado con betún, resulta bastante impermeable.

Para el terreno duro he encontrado unas botas con suela vibram y tacos de 8mm, con caña media, de tejido polartec internamente (conserva muy bien la temperatura y evacua aceptablemente la humedad, teoricamente) y reforzadas con una fina capa de caucho toda la bota, y con un poco de kevlar en la punta y el talón.

Botas Montaña

Además me han regalado unas ‘turtles’ (que ni sabía que existian) que son una especie de ‘cadenas’ como las de los coches pero para los zapatos/botas.

Obviamente al dia siguiente de comprarlas (es decir el dia 23-01-2010)  he salido a la calle con ellas para darles un ‘primer paseo’ por mi circuito… han resultado bastante comodas en prácticamente todo el trayecto, salvo un par de momentos que me apretaban ligeramente .

Realmente me han resultado un poco pesadas (1’4 kg creo recordar que ponía en la tienda…) en comparación a las deportivas, pero el peso es algo con lo que tendré que lidiar durante todo el Camino…

Hoy no puedo considerar que he entrenado… sin pulsometro, ni chandal… vestido de calle y con botas de montaña ¡que ridiculo! jajaj… pero bueno… p’alante… Aqui lo importante es estar motivado… y llevar buen equipo para evitar posibles lesiones.

En el camino se trata de ‘seguir la flecha amarilla’, así que decido buscar información sobre el Camino de Levante… tal vez pase cercano a mi casa y podría utilizarlo para entrenar… Esto es solo una idea, pero que me ronda por la mente tras leer algunas cronicas del Camino en el foro bicigrino

Es dia 14, y tras postear el resumen de la anterior salida me doy cuenta de que llevo 5 dias sin salir (y así no se puede ir al Camino de Santiago)… me pongo mi chandal y salgo a la calle… ¡hace menos de 5 grados de temperatura! … menos mal que el chandal es ‘climalite’ (se supone que es bastante tecnico, y que conserva el calor del cuerpo)… vuelvo a dar una vuelta a mi ruta, sea por el frio, o porque me estaba exigiendo más, consigo completarla en 40 minutos… se me hace corta, y doy un par de vueltas al pueblo.

El pueblo lo tengo re-medido, por donde he dado la vuelta son exactamente 2 km, así que en total he hecho 8’5km, me ha costado casi dos horas, pero he encontrado a una persona que hacia tiempo que no veia y hemos estado hablando un buen rato… no se exactamente cuanto, pero podría decirse que media hora como minimo..

Cuando llego a casa miro el pulsometro como de costumbre, solo 95 pulsaciones. Pensaba que serían más… pero estoy contento.

La anterior salida que hice acabó con mis fuerzas… pero solo esforzandome al 101%  seré capaz de llegar a León o Astorga en una condición física aceptable… he vuelto a hacer el recorrido andando, cansandome un poco menos cada vez, y ahora vuelvo a salir, esta vez con la bici, es dia 9 de enero y decido hacer el mismo recorrido que narré hace un par de dias… me cuesta solo 20 minutos ¡apenas eran 4’5 km! decido dar otra vuelta…

Cuando llego a casa apenas estoy cansado… han sido 9 km en poco menos de 40 minutos… la media sale de entorno a 15 km/h, muy tranquilo, mi corazón apenas va a 90 pulsaciones cuando acabo el paseo… decido que debería esforzarme un poco más, así que decido recorrer esprintando de ida y vuelta el poligono industrial cercano a mi casa, para que el corazón tenga que trabajar un poco… he visto algunos perfiles de etapa del Camino de Santiago y… hay un par de cuestas ‘durillas’… así que si no me esfuerzo para entrenarme puedo sufrir una bajada de tensión, o de azucar…

El poligono apenas mide 1 km, cuando llego al final estoy agotado, miro el pulsometro, 180 pulsaciones… descanso dos minutos andando a paso ligero y bajo a 110, hora de volver. El segundo sprint me lleva a 190 pulsaciones a la entrada de mi casa… y tras otros dos minutos andando a paso ligero vuelvo a estar entorno a 110. Esto no puede ser bueno ¿o tal vez si?

Tras esto si que estaba agotado… pero al menos estoy satisfecho, tengo una ruta cronometrada a pie y en bici, y se que me recupero bastante rápido, en solamente dos minutos, al menos según mi criterio…

A la ducha.

Desde principios de Enero del 2010 que venimos gestando la idea… cada dia el mi primer Camino de Santiago está más cerca, y llega el momento de empezar a entrenar…

Tras comprar un buen chandal empezé a salir el dia 7 de Enero, aunque mi idea inicial era hacer el camino en bici, uno de los chicos que iremos, parece que le tiene ‘miedo’ a la bici debido a que tiene la rodilla resentida desde su anterior Camino de Santiago (que fué andando), y dice no sentirse seguro sobre su ‘hierro’… Por este motivo decidimos hacerlo a pie, aunque todavía no sabiamos ni siquiera cuando.

Total, dia 7-01-2010. Me pongo a andar, soy consciente de que he estado 5 años sin realizar apenas ningún ejercicio fisico a nivel ‘deportivo’… antes solía salir dos o tres veces a la semana con mi bici, pero ¿ahora?, mis musculos están resentidos… menos mal que algunos fines de semana he salido con la bici, y que durante los veranos salgo cada semana a andar aunque solo sea durante una hora…

Esta es una buena referencia, una hora… eran las 3 de la tarde y sobre las 4 y media se hace de noche, así que no tengo mucho margen… Tras dar la vuelta llego a casa y como era de esperar estoy agotado! Por suerte, el corazón solamete está a 120… no es tanto… pensaba que andar me supondría más esfuerzo cardíaco… pero vamos, siendo que ‘en reposo’ mi corazón suele estar sobre 70 pulsaciones por minuto, 120 no es una cifra demasiado… mala.