Ayer dia 20 de febrero fué un dia muy duro… me levanté no muy tarde (sobre las 8 y media, creo recordar) porque tenía que hacer unos recados que acabé a las 15, comí, y tal cual acabé de comer me puse el chandal decidido a hacer por lo menos 15 o 20 km… Además, decidí intentar un circuito no circular (me podían venir a buscar), ya que de esta forma me podía alejar un poco más de la costa y meterme por caminos más ‘de campo’ con sus cuestecicas, piedras, gravilla, hierbajos, y demás.

Por otra parte y teniendo en cuenta que no era un circuito llano, no quise ‘abusar’ y calculé que me costaría 4 o 5 horas hacerlo,  y por tanto llegaría bien caida la noche a mi destino, con esto, decidí poner de nuevo en la mochila, además de agua y mi tipico bocadillo, una linterna llavero (tamaño, forma y peso como una moneda de 20 centimos) colgada de la cremallera, y una linterna un poco más grande para llevarla en la mano.

Los primeros 4 o 5 km fueron muy tranquilos, por terreno llano y asfaltado en su totalidad…, por supuesto no era un paseo, ya que iba todo lo que podía para intentar ganar tiempo para la zona más dificil. Una vez había salido de la población los siguientes 6 o 7 km se hicieron largos… siempre el mismo paisaje, y seguia prácticamente llano, con alguna cuestecita de 200-300m de largo para salvar desniveles de 10-15 metros como mucho… aqui fue cuando decidí recortar el tiempo de llegada al máximo, y me hice un par de kms corriendo (obviamente sin sprintar, solo ‘haciendo footing). Hasta aqui ya llevaba 12km, prácticamente en llano, y me había costado poco mas de 1 hora y media… a este ritmo en una hora podría estar en mi destino… quizás por los desniveles otra hora y media.

Tras cruzar la carretera que une las dos partes del recorrido, me encontré con un bonito perro de ‘po lo meno’ 50 kg y cuyo tamaño daba un miedo ‘de cagassse’… al final tras seguirme a 2-3 metros de distancia durante 1km aproximadamente se dió la vuelta y se largó… ¡lo peor había pasado, pensé!… seguí andando, esta vez teniendo que cruzar barrancos y por caminos con grandes desniveles, según el móvil la media ya estaba empezando a bajar, y aun quedaba trozo… menos mal que dos o tres km más adelante había un merendero… el lugar ideal para parar 10 minutos y comerme el bocadillo.

Tras esto, retomé la marcha con cierta ‘alegria’, pensando que en 4 o 5 km habría llegado… aunque la alegría me duró poco, dos grandes canes que estaban andando por dentro de una parcela saltaron la valla (de más de 2m) y me dispararon el nivel de adrenalina hasta un punto que desconocía que se podía llegar… pensé, aunque solo fuera un perro, correr carece de sentido, ya que sin duda correrá más que yo… simplemente me puse al lado contrario del camino (iba andando por el lado de la valla de la parcela),  y seguí andando tratando de mantener la calma… estos no se cansaban como el anterior, y llegado un punto encontré una varilla de aluminio de 1 metro en un lado del camino ¡bendito aluminio! … pegué 4 golpes con ella en una piedra grande que había a un lado del camino y los canes dejaron de ladrar, y se volvieron hacia atrás… como no podia ser de otra forma, el aluminio a la mochila, ja ja ja… es una experiencia que no aconsejo a nadie! que horror!… bueno, solo faltaban 2km para llegar donde tenía previsto, y llevaba poco más de 2h y media… decidí ponerme a correr de nuevo… apenas faltaban 2 o 3 cuestas bastante ‘light’ hasta llegar…

Por fin llegué, ahi estaban mi padre y mi madre con el coche esperandome… me dijeron que pensaban que me costaría más… al final el recorrido duró 3h y 10 minutos, y fueron 21’5 km, según el móvil… ¡bendito aparato! Por otra parte apenas bajó el nivel de batería, por tanto si duró 3h aquel dia… tal vez podría durar 6 o 7 horas durante el camino, y podría utilizarlo para hacer mis propios ‘tracks’ …

Realmente el recorrido fue ‘bonito’, pero con demasiado perro… no creo que vuelva a hacerlo al menos hasta tener el bordón (o los bordones si al final voy con dos)… quizá así vaya con más seguridad.

Las linternas no me hicieron falta, pues ‘apreté’ bastante… ¡que incomodo es correr con esas malditas botas! jajajajaja… pero bueno… lo había hecho, más de 20km sin despeinarme… el problema ya solo podrá ser el hecho de que el camino no son 20km un sabado… sino 20km ayer, 20 hoy, 20 mañana, 20 pasado… ¿quien dijo 20? según la moral que lleven mis compañeros pueden ser 25, o 30, o … ¡más me vale no pensar en eso ahora!