Ayer por fin salí de nuevo… el tiempo nos dió una tregua y pude salir a dar una vuelta con la bici con mi tia… es con quien pretendía hacer el Camino de Santiago el año pasado… al final no pudo ser… tal vez… más adelante.

Fuimos a un pueblo cercano… por unos caminos agricolas con unos boquetes horribles para mi pobre hibrida… además llenos de agua y barro, con lo que no sabías la profundidad del ‘charco’ hasta que no estabas mojado hasta las cejas… me alegro de haber elegido para ella una bici con suspensión delantera… y me alegro de que la lleve a tope de blanda… aun así se quejaba de que le molestaban los baches, y intentava evitarlos como buenamente podia… pero bueno… es algo que forma parte de la bici… en el momento ‘sales’ de la carretera deja de ser tan comoda y tienes que empezar a decidir por donde meter la rueda…

Al final ha sido un agradable paseo de 15km sin prácticamente desnivel acumulado, pero me ha permitido relajarme, estirar las piernas, y disfrutar de una mañana de domingo… a ver si el tiempo se mantiene y puedo salir un poco más esta semana que viene…