Buen albergue si se viaja con animales, cuando uno pretende ir en plan un poco ‘turigrino’ sus servicios flojean un poco… la ducha ha sido con agua fria, y no tiene ningún bar ni ninguna tienda a menos de 2 o 3 kilometros, con lo que hay que reemprender la marcha en ayunas si no se va bien pertrechado…

La noche ha sido muy tranquila, he podido conciliar un sueño profundo que me ha permitido descansar y encontrame perfectamente a la mañana siguiente… además la calefacción ha funcionado durante prácticamente toda la noche (en otros albergues la apagan sobre las 4 de la madrugada y suele hacer frio de verdad entre las 6 y las 7… una forma ‘sutil’ de despertar a la gente…)