El albergue es aceptable, teniendo en cuenta que es de la Junta de Galicia, es decir, publico, la atencion ha sido la necesaria. Incluso hemos podido lavar y secar toda la ropa! (en el anterior publico no pudimos).
Por la mañana, mientras desayunabamos, hemos estado jugueteando con un perro, el cual, cuando se nos ha terminado la comida (y por tanto ya no le ibamos a dar más), ha cruzado la calzada y se ha quedado allí, en el otro lado mirandonos…

Hemos partido con la broma de que hemos visto un perro haciendo auto-stop… la verdad, ha sido una buena forma de comenzar el dia, desayunando, y con buen humor.