Realmente esta noche ha sido de lujo. Nos hemos duchado en un cuarto de baño ‘de verdad’, con sus toallas (que aunque viejas, estaban muy limpias), y luego nos hemos tumbado en la cama a escuchar musica variada durante una hora aproximadamente… Al final hemos acabado escuchando el Canon de Pachelbel durante 10 o 15 minutos extra… con el volumen al minimo posible, … creo que ha sido ‘el momento’ del dia, relajante a más no poder…

Que bien sienta una noche en una cama firme! (incluso después de más de 30 km)