Entries tagged with “Albergue público”.


Aunque originalmente esta no es la etapa que teniamos pensada, como los tres nos encontramos bien decidimos ‘tirar un poco más’ … al final ha pasado de ser una etapa de 27 km teoricos a casi 40 km que acabamos haciendo…

Por suerte apenas hemos tocado carretera, y todo ha sido en un plan tipo ‘camino original’, con lo que hemos podido disfrutar de autenticos paisajes de ensueño de los que, en España, solo se pueden ver en Galicia.

Durante el camino, nos hemos encontrado con un conocido, un señor de unos 45 o 50 años que estaba haciendo el camino desde Roncesvalles… y llevaba ya 30 dias… lo conocimos al llegar a Rabanal y desde el dia de la ventisca no nos habíamos vuelto a cruzar con él… hoy por fin lo hemos alcanzado, consiguiendo recortar la etapa que habíamos perdido…

Junto a él, y hablando de como nos había ido en etapas anteriores, cruzamos el rio Miño a la entrada a Portomarín, donde comimos, juntos, disfrutando de un Ribeiro blanco… A la salida de Portomarín, ya sin este caballero, hemos con otra pareja que habíamos conocido el dia que llegamos al Acebo, un matrimonio que viajaba con una pareja de perros de tamaño medio… y estuvimos hablando de cuales eran los próximos albergues, ya que en Portomarín mismo, les habían puesto alguna pega en el albergue.

Cuando hemos llegado al albergue de Ventas de Narón, solo quedaban 4 camas ¡por poco! pero lo hemos conseguido. Mientras Garnica ha decidido no cenar, quedandose en el albergue, Salar y yo hemos ido a un bar cercano (que sigue ahi porque no hay competencia, ya que el trato ha sido bastante deficiente), donde hemos cenado ensalada, pulpo, y croquetas, entre otros.

Sin duda una de las etapas más duras para mi… ha empezado como un dia normal, pero al rato de salir ha empezado a dolerme la pierna, otra vez … sobre las 12 el dolor era insoportable, he ‘pasado’ los kilometros sin apreciar si eran de asfalto, barro o piedras…

Si a todo esto sumamos que me he quedado rezagado de mis compañeros, ya que no he podido seguir el ritmo a causa del dolor… He recordado unas palabras que nos dijo ‘The Wolf’ en el Albergue del Pilar… allá en Rabanal… ‘Santiago tiene muchas formas de derrotarnos… desde una ventisca, hasta un esguince o una tendiditis’ … Pues bien, es cierto… tras varias ventiscas y mucho dolor en mi pierna hoy ha sido el dia que tenia casi decidido tirar la toalla…

A falta de 3 o 4 kilometros para Sarria eran las tres de la tarde, tenía hambre, y daba por sentado que mis compañeros habrían parado a comer, así que decido parar yo también… veo unos edificios en la carretera, así que salgo del camino marcado durante uno o dos kilometros para ver si veo algun bar que todavía esté abierto… y encuentro uno; Tras un enorme plato de arroz (que no estaba muy bueno) y otro más enorme de pulpo a la gallega con papas (que estaba riquísimo, pero no me lo he podido terminar) regados con media botella de un vino mediocre, me he dado cuenta de que llevaba más de una hora parado… así que he decidido reemprender la marcha… Salar y Garnica han comido en Sarria, donde estaban esperandome… malditos 3 o 4 kilometros… si hubiera aguantado un poco más habría comido con ellos…

Tras reencontrarnos, hemos continuado los kilometros que faltaban hasta Barbadelo… donde mis compañeros han preguntado si había misa… al no haber me han dejado las mochilas y han vuelto a Sarria para ver si llegaban a misa… no han llegado, han hecho aproximadamente 10 km (5 ida y 5 vuelta) extras, gracias a Dios que sin mochilas… Yo he tenido ocasión de hablar un rato con un par de maestras jovencisimas y hermosisimas que estaban en el albergue… Duchita fresquita y… a dormir.

Aunque durante el dia el ‘grito de guerra’ ha sido “inside the fango!” la noche la he pasado fatal, ya que desde las 9 que me acoste hasta las 2 he estado despierto a causa de un fuerte dolor en la pierna izquierda. A las 2 me he levantado y me he tomado 2 AASS de 500 y con esto he dormido bien de 4 a 7.  ¡Horror de noche!!!

Al desayunar, he tenido que tomar un ibuprofeno de 600 que espero que me quite parte de la molestia durante las primeras horas de ruta…

Tambien durante la noche en Ponferrada escuchamos a varios peregrinos preguntar por los 3 valientes que salieron desde Foncebadon durante la tormenta de nieve (somos nosotros)… la verdad, es algo que me animó muchisimo…

Aunque la idea inicial era ir a Cacabelos, como el albergue de alli estaba cerrado, decidimos ir a Ponferrada.
La etapa, que ha sido bastante tranquila y durante la que hemos tenido sol todo el dia, la hemos acabado pasando por el mercadona de Ponferrada, donde hemos comprado una ensalada de americana para cada uno, una empanada de carne de más de 1kg, zumos y batidos varios.
Al llegar al albergue nos hemos dado cuenta de que la ensalada no traia tenedor de estos de plastico (lastima no haberlo incluido en el equipo), y el albergue aun esta cerrado… rapidamente y sin pensarlo mucho hemos improvisado unas cuchafas (unos cristales desmontables de unas gafas de sol del decathlon usados como cucharas… menudo gadget!!!)
Con este artilugio hemos comido y hemos esperado a que abrieran el albergue.

Este albergue, el publico de Ponferrada, ha resultado estar muy limpio. Disponiendo de calefaccion, agua caliente, capilla, y hasta parking medianamente cubierto (con hiedra) para las bicis. Además de esto, es un albergue realmente bonito, con jardin, y con una especie de pequeña iglesia o capilla propia.

Por otra parte, como ya he comentado en Ponferrada hay tiendas, incluyendo medianas superficies como del estilo de Mercadona, o Dia; y bancos y alguna caja.

Tras acomodarnos un poco en el albergue (descargar mochilas y darnos una ducha con agua fria), hemos salido a dar un paseo por Astorga. Yo, he aprovechado para comprar chocolate, muy tipico de allí, ya que lo hacen de muchos sabores y colores, y lo rellenan con almentras, nueces, avellanas o cacahuetes; En mi caso lo he comprado de Chocolate con sabor a menta, y con relleno de avellanas y nueces… de forma que puede servir para recuperar fuerzas durante el camino, no solo por el azucar, sino también por los frutos secos.

Destacar que Astorga es un pueblo bastante grande, con multitud de bancos, alguna caja, y muchas muchas tiendas de chocolate tradicional, souvenirs, y algúnas de tipo ‘chinos’, donde Salar ha comprado una braga para el cuello.

Tras esto, hemos decidido que era buen momento para ir a cenar, y hoy no tocaba ir al supermercado… Por fin una buena cena (pizza de bacon, jamon, gambas champiñones, y algo más que ahora mismo no recuerdo; y una ensalada con tomate, pimientos rojos, aceitunas, anchoas y mozzarella) regada con un buen caldo de la tierra.

Sobre el albergue… Horriblemente situado tras dos rampas durisimas, que a Garnica le han acabado de machacar las piernas tras un largo dia, y horriblemente diseñado en varios pisos… aunque por lo menos no es uno de estos como una gran habitación con muchisimas camas, sino que está organizado por habitaciones de 2, 4 o 6 camas. La ducha fria, para no faltar a la tradición.
Por suerte, una habitación de 4 para nosotros tres, y un canadiense que no hablaba nada de español, y que estaba esperando a otras 10 personas con las que habia quedado para hacer El Camino. Afortunadamente era simpatiquisimo y no roncó ni movió un dedo en toda la noche, con lo que conciliar el sueño fué más fácil que los dias anteriores…

A destacar del albergue de Astorga, un papel que podías coger a la entrada, con tonos azulados y amarillos, están todos los perfiles de todas las etapas restantes hasta Santiago de Compostela, así como los quilometrajes totales y parciales ¡una gozada!

El paseo ha transcurrido muy tranquilamente… desde las 7.45 que nos hemos puesto a andar todo ha venido rodado.

Realmente no he sentido ninguna molestia en todo el dia, pese a los casi 30 km… me esperaba acabar bastante mal cada etapa… pero bueno, ya llevo dos y de momento la cosa va bien. Garnica ha estado bastante dolido de las piernas los ultimos kms… Salar ha apretado el paso y nos ha dicho que avisaría en el albergue de que llegariamos en un rato; Yo por contra afloje para acompañar al rezagado… y de paso para no forzar la maquinaria. Al final hemos llegado 45 min más tarde que Salar al albergue público de Astorga.

Comentar que en el albergue de Astorga nos han dado unos mapas muy muy buenos, ojala tenga tiempo de escanearlos e incluirlos como recurso en la página cuando llegue a casa.

Ha sido un duro domingo, pero pese a lo largo de la ruta, ha sido bastante llevadero, pues hemos parado en Hospital de Orbigo a ver la misa del Domingo de Ramos, y de paso, a que nos pusieran unos sellos…
Por otra parte me ha venido a la memoria Ivan Poliakov, un chico de mi clase de bachiller con el que planeé hacer esta misma ruta… antes de que falleciera trágicamente… Este camino en gran parte va para él… Lo llevo como parte de mi equipo… en mi mente…

Este dia hemos contado 35 vieiras y 3 cruceiros… bueno… una distracción como cualquier otra. Las chicas que conocimos el otro dia han desaparecido, una lastima… nos hubiera gustado coincidir un rato de la ruta con ellas…

Anoche… Bastante bien… sin demasiados roncadores, y con muchisima gente en el albergue que venía desde León, aunque la mayoría habian empezado más lejos… hemos conocido a una californiana y una mejicana muy majas y graciosas, ojala volvamos a coincidir con ellas en alguna otra etapa.

El albergue no ha estado mal, una lastima que la ducha haya sido con agua fria… pero bueno, había buenas camas, buenas mantas (que no han hecho falta porque todos llevamos con nosotros unos buenos sacos de dormir), y una gran mesa para cenar/desayunar.

El desayuno lo hemos comprado en una tiendecita local, a unos 200m del albergue, siguiendo el camino unos 50m y luego desviandonos hacia adentro de la población, dejando el Camino de Santiago seguir hacia la derecha.

Nos hemos levantado tardisimo… hemos sido los ultimos en salir… sobre las 10.15 tras un café caliente nos hemos dirigido a la Catedral de León para que nos pusieran nuestro primer sello… bueno, realmente el segundo, el primero ha sido el del albergue… de alli a la oficina de turismo a por unos planos y hemos emprendido la marcha… tras 10 minutos andando hemos tenido que volver atrás, pues Garnica no llevaba suficiente dinero, y ha sacado en un Bancaja, al lado de la oficina de turismo. Luego, hemos ido a comprar una vieira, que Garnica no tenía y le hacía ilusión, y hemos reemprendido la marcha.
Hemos empezado andando despacio, paseando, disfrutando de la ciudad de León. El paseo ha sido comodo, aunque con un pequeño percance que me ha dejado sin chubasquero… el viento… contaba con la lluvia, pero no tenia previsto que el viento podia jugarme una mala pasada… bueno, espero que sea la última; El hecho es que los chubasqueros de carrefour de 3 euros son para estar dentro de casa… un poco de viento lo ha desintegrado al más puro estilo ‘trekkie’.
Por otra parte los ultimos 5 km han sido tan largos como si hubieran sido otros 20… cada señal que veiamos, a cada persona que preguntabamos, peregrino o lugareño, nos decían que faltaba poco, uno o dos kilometros… pero esos uno o dos kilometros nos han costado más de dos horas de recorrer… que mal calcula esta gente la distancia! Yo al final estaba por meterme en cualquier hotel y mandar a tomar viento ese ultimo km infinito! jajajajaj… Bueno pero por fin hemos llegado al albergue de Villagango del Paramo, aunque bastante quemados… al menos fisicamente, ya que la moral ha ido en aumento desde el primer al ultimo momento.
Bueno… mañana más.
PD: Contadas (por uno de ellos) 115 vieiras indicativas y 3 cruceiros… menuda distracción jajajaj

Llegada a Leon sobre las 3.30 … buscando el albergue hasta las 5… los móviles con gps sin bateria o sin coger satelites a causa de la lluvia, y sin demasiada gente por la calle… y nosotros sin un mapa de Leon ¡De 10!
La noche en el albergue genial… salvo por los tipicos roncadores… mea culpa por dejarme los tapones en casa… es algo que deberíamos pensar todos antes de salir de casa…
El albergue por lo general de 10… de hecho no me lo esperaba en un albergue publico… había oido cosas que les daban mala fama, pero incluso pude disfrutar de una ducha de agua tibia y un café caliente por la mañana al despertarme… o al levantarme, porque con la emoción realmente no dormi mucho :P