Entries tagged with “Astorga”.


Hemos salido temprano. Sin apenas desayunar hemos ido a buscar un Bancaja para sacar yo algo de dinero… Tras preguntar a algunos madrugadores hemos llegado a la conclusión de que no hay…
Tras esto hemos tomado un café con leche en un bar centrico, cerca de la zona monumental y nos hemos ido.
Por fin ha cambiado el paisaje… Aunque no ha sido una etapa larga ha sido dura, y a la vez, divertido, ya que incluso hemos hecho algún quilometro corriendo… lamentablemente durante alguno de los momentos que hemos ido corriendo me ha dado un pequeño tiron la pierna izquierda, hemos continuado andando y no ha molestado, espero que haya sido algo puntual y sin mayor importancia.
A la llegada al Rabanal hemos ido derechos al albergue del Pilar, del que tenemos muy buenas referencias, donde hemos comido un abundante plato de macarrones con chorizo y hemos podido charlar un rato con Isabel, la hospitalera, que nos ha invitado a unos vinos, y con The Wolf, un peregrino que ha decidido dejar su vida de fisioterapeuta en Alemania y está viviendo en el albergue, ayudando a Isabel. A la hora de la cena hemos comido tortilla de patata hecha por la madre de Isabel… Que ricaaaaaaaa!!!!!!!!!!

La ducha esta vez ha sido con agua caliente… hemos cenado con los otros peregrinos, en una habitación con una estufa de leña, y hemos bebido unos orujos de hierba que nos han resultado bastante… digestivos.

La verdad es que ha sido, hasta ahora, el único albergue donde nos han tratado con hospitalidad, y no como meros ‘clientes de un hotel’

Tras acomodarnos un poco en el albergue (descargar mochilas y darnos una ducha con agua fria), hemos salido a dar un paseo por Astorga. Yo, he aprovechado para comprar chocolate, muy tipico de allí, ya que lo hacen de muchos sabores y colores, y lo rellenan con almentras, nueces, avellanas o cacahuetes; En mi caso lo he comprado de Chocolate con sabor a menta, y con relleno de avellanas y nueces… de forma que puede servir para recuperar fuerzas durante el camino, no solo por el azucar, sino también por los frutos secos.

Destacar que Astorga es un pueblo bastante grande, con multitud de bancos, alguna caja, y muchas muchas tiendas de chocolate tradicional, souvenirs, y algúnas de tipo ‘chinos’, donde Salar ha comprado una braga para el cuello.

Tras esto, hemos decidido que era buen momento para ir a cenar, y hoy no tocaba ir al supermercado… Por fin una buena cena (pizza de bacon, jamon, gambas champiñones, y algo más que ahora mismo no recuerdo; y una ensalada con tomate, pimientos rojos, aceitunas, anchoas y mozzarella) regada con un buen caldo de la tierra.

Sobre el albergue… Horriblemente situado tras dos rampas durisimas, que a Garnica le han acabado de machacar las piernas tras un largo dia, y horriblemente diseñado en varios pisos… aunque por lo menos no es uno de estos como una gran habitación con muchisimas camas, sino que está organizado por habitaciones de 2, 4 o 6 camas. La ducha fria, para no faltar a la tradición.
Por suerte, una habitación de 4 para nosotros tres, y un canadiense que no hablaba nada de español, y que estaba esperando a otras 10 personas con las que habia quedado para hacer El Camino. Afortunadamente era simpatiquisimo y no roncó ni movió un dedo en toda la noche, con lo que conciliar el sueño fué más fácil que los dias anteriores…

A destacar del albergue de Astorga, un papel que podías coger a la entrada, con tonos azulados y amarillos, están todos los perfiles de todas las etapas restantes hasta Santiago de Compostela, así como los quilometrajes totales y parciales ¡una gozada!

El paseo ha transcurrido muy tranquilamente… desde las 7.45 que nos hemos puesto a andar todo ha venido rodado.

Realmente no he sentido ninguna molestia en todo el dia, pese a los casi 30 km… me esperaba acabar bastante mal cada etapa… pero bueno, ya llevo dos y de momento la cosa va bien. Garnica ha estado bastante dolido de las piernas los ultimos kms… Salar ha apretado el paso y nos ha dicho que avisaría en el albergue de que llegariamos en un rato; Yo por contra afloje para acompañar al rezagado… y de paso para no forzar la maquinaria. Al final hemos llegado 45 min más tarde que Salar al albergue público de Astorga.

Comentar que en el albergue de Astorga nos han dado unos mapas muy muy buenos, ojala tenga tiempo de escanearlos e incluirlos como recurso en la página cuando llegue a casa.

Ha sido un duro domingo, pero pese a lo largo de la ruta, ha sido bastante llevadero, pues hemos parado en Hospital de Orbigo a ver la misa del Domingo de Ramos, y de paso, a que nos pusieran unos sellos…
Por otra parte me ha venido a la memoria Ivan Poliakov, un chico de mi clase de bachiller con el que planeé hacer esta misma ruta… antes de que falleciera trágicamente… Este camino en gran parte va para él… Lo llevo como parte de mi equipo… en mi mente…

Este dia hemos contado 35 vieiras y 3 cruceiros… bueno… una distracción como cualquier otra. Las chicas que conocimos el otro dia han desaparecido, una lastima… nos hubiera gustado coincidir un rato de la ruta con ellas…