Entries tagged with “Climatologia”.


Sin duda una de las etapas más duras para mi… ha empezado como un dia normal, pero al rato de salir ha empezado a dolerme la pierna, otra vez … sobre las 12 el dolor era insoportable, he ‘pasado’ los kilometros sin apreciar si eran de asfalto, barro o piedras…

Si a todo esto sumamos que me he quedado rezagado de mis compañeros, ya que no he podido seguir el ritmo a causa del dolor… He recordado unas palabras que nos dijo ‘The Wolf’ en el Albergue del Pilar… allá en Rabanal… ‘Santiago tiene muchas formas de derrotarnos… desde una ventisca, hasta un esguince o una tendiditis’ … Pues bien, es cierto… tras varias ventiscas y mucho dolor en mi pierna hoy ha sido el dia que tenia casi decidido tirar la toalla…

A falta de 3 o 4 kilometros para Sarria eran las tres de la tarde, tenía hambre, y daba por sentado que mis compañeros habrían parado a comer, así que decido parar yo también… veo unos edificios en la carretera, así que salgo del camino marcado durante uno o dos kilometros para ver si veo algun bar que todavía esté abierto… y encuentro uno; Tras un enorme plato de arroz (que no estaba muy bueno) y otro más enorme de pulpo a la gallega con papas (que estaba riquísimo, pero no me lo he podido terminar) regados con media botella de un vino mediocre, me he dado cuenta de que llevaba más de una hora parado… así que he decidido reemprender la marcha… Salar y Garnica han comido en Sarria, donde estaban esperandome… malditos 3 o 4 kilometros… si hubiera aguantado un poco más habría comido con ellos…

Tras reencontrarnos, hemos continuado los kilometros que faltaban hasta Barbadelo… donde mis compañeros han preguntado si había misa… al no haber me han dejado las mochilas y han vuelto a Sarria para ver si llegaban a misa… no han llegado, han hecho aproximadamente 10 km (5 ida y 5 vuelta) extras, gracias a Dios que sin mochilas… Yo he tenido ocasión de hablar un rato con un par de maestras jovencisimas y hermosisimas que estaban en el albergue… Duchita fresquita y… a dormir.

Tras un delicioso desayuno en el albergue de La Faba, salimos por camino hacia O’Cebreiro, aunque pronto desistimos debido a la fuerte helada de la noche anterior… de forma que continuamos por carretera, que aunque con 20 cm de nieve y 1 o 2 de hielo, era transitable, aunque con cadenas/turtles (aqui me alegré de haberlas cargado durante el resto del camino). Asi fue como subimos, pisando las marcas de los neumaticos de los pocos vehiculos que iban subiendo…
Una vez en Cebreiro se puso a nevar… una ventisca terrible… perfecta para esperar que pasara tomando un cafe con leche… pero ni aun asi… compré un bordon, en previsión de lo dura que iba a ser la bajada… me calzé de nuevo las turtles al salir del bar, y para abajo, eso si, por carretera de cabeza… una bajada larga y fea… tal vez en verano, sin hielo, y con una buena bici… aghh… pelos de punta nada mas de pensarlo.
Parada en Fonfria, en un albergue-bar de los de bikeline, ¡pedazo bocata de chorizo, queso y tomate nos metimos entre las costillas!
Tras la parada a seguir bajando, aun con viento y nieve en cantidades desmesuradas… por fin llegamos a Tricastela.

Aunque bien podria disfrutar del paisaje, del entorno rural (con vacas, gallos y gallinas sueltos por los pueblos) la pierna me sigue martirizando, por una parte me duele horrores fisicamente, y por otra parte ralentiza el ritmo del grupo, y esto esta haciendo mucha mella en mis animos… no dejo de plantearme si no iria mejor solo… a mi ritmo, sin presion externa… tal vez seria mejor para mi fisica y mentalmente hablando.
Bueno, tras una dura subida por sinuosos senderos mientras un fuerte temporal nos calaba hasta los huesos llegamos a La Faba… y mañana… O’Cebreiro… y con la pierna a rastras.

La etapa realmente ha sido suave, aunque la he sufrido lo que no está escrito… bueno… mañana seguimos… a ver si mejor… Menos mal que puse ibuprofenos por un tubo en la maleta…

Aunque la idea inicial era ir a Cacabelos, como el albergue de alli estaba cerrado, decidimos ir a Ponferrada.
La etapa, que ha sido bastante tranquila y durante la que hemos tenido sol todo el dia, la hemos acabado pasando por el mercadona de Ponferrada, donde hemos comprado una ensalada de americana para cada uno, una empanada de carne de más de 1kg, zumos y batidos varios.
Al llegar al albergue nos hemos dado cuenta de que la ensalada no traia tenedor de estos de plastico (lastima no haberlo incluido en el equipo), y el albergue aun esta cerrado… rapidamente y sin pensarlo mucho hemos improvisado unas cuchafas (unos cristales desmontables de unas gafas de sol del decathlon usados como cucharas… menudo gadget!!!)
Con este artilugio hemos comido y hemos esperado a que abrieran el albergue.

Este albergue, el publico de Ponferrada, ha resultado estar muy limpio. Disponiendo de calefaccion, agua caliente, capilla, y hasta parking medianamente cubierto (con hiedra) para las bicis. Además de esto, es un albergue realmente bonito, con jardin, y con una especie de pequeña iglesia o capilla propia.

Por otra parte, como ya he comentado en Ponferrada hay tiendas, incluyendo medianas superficies como del estilo de Mercadona, o Dia; y bancos y alguna caja.

Tal como comentaba, la noche ha sido genial. Por la mañana, nos hemos dado cuenta de que la mejicana y la californiana estaban también en el albergue del Pilar, imaginamos que habrán pasado la noche en la otra mitad de la habitación, y que habrán cenado allí, pues no estaban durante la cena. Por la mañana, les hemos preguntado si querían desayunar con nosotros, para luego salir juntos dirección Santiago… Al terminar, les he dicho que las esperabamos afuera, mientras ellas se ponían la ropa de abrigo,  a lo que la mejicana ha respondido un gracioso “ahorita vamos”. Al rato ha salido (mientras nos pertrechabamos) y nos ha dicho “vayan iendo chicos”… pero hemos acabado saliendo juntos del albergue.
Al final, habiendo andado juntos 2 km en la ventisca/granizada de la que hablaba antes, nosotros hemos decidido regresar a los cuidados del Albergue del Pilar para volver a salir cuando el tiempo mejorara…
Luego, sin tanto viento, y con algo de sol, hemos partido, pero a nuestra llegada a Foncebadon el tiempo ha vuelto a empeorar, así que hemos comido alli, unos enormes bocadillos de chorizo, queso, y tortilla francesa.
Tras comer, hemos decidido medio-suicidarnos envolviendonos en bolsas de basura industriales y saliendo de nuevo a la aventura, nos encaminamos a la Cruz de Hierro, mientras una segunda ventisca nos azotaba con dureza… aunque por suerte bastante menos que la anterior. Las bolsas han resultado mejor equipo contra el agua, el viento y el granizo que los chubasqueros, así que hemos decidido no comprar ni un chubasquero más.
Tras el paso por la ‘Cruz de Ferro’, en la que depositamos las correspondientes piedras (aunque no quedó demasiada constancia porque las cámaras de fotos no respondían nada debido a la baja temperatura), empezamos el descenso en dirección Manjarin, donde Salar y Garnica compraron algunos souvenirs.
Dejando atrás Orbigo y llegando al Bierzo, hicimos noche en el primer pueblo, ‘El Acebo’, donde el albergue estaba en la trastienda del unico bar del pueblo.

De nuevo lloviendo, y de nuevo una semana sin salir… mirando y re-mirando el equipaje… al final creo que voy a pasar de las pilas recargables, ya que el cargador ‘bueno’ que tenemos en casa es enorme… y con ‘transformador externo’ del tamaño de un transformador de los portatiles de antaño… con un cable larguiiiisimo (por lo menos 3 metros)… el otro cargador es de un tamaño más reducido, pero su velocidad de carga es de 100 mA/h, por tanto para cargar las pilas de la camara (2300 mAh un juego y 2500 mAh el otro) necesitaría prácticamente 24 horas…

Me compré un cargador USB via internet, parecía buena idea por el tamaño… y como en casi todos los albergues hay ordenadores, pensaba yo… pero la velocidad de carga es de solo 160 mA/h con lo que una carga completa son 14h aproximadamente… y no creo que vaya a estar el PC encendido todo ese tiempo…

Al final tiraré de pilas alcalinas ‘de toa la via’ y ya esta… el unico cargador que necesitaré será el del móvil… y los cogeré ambos, el usb (que al fin y al cabo es un cable de unos 70cm y 1mm de diamentro), y el normal para enchufe… de este modo si me pongo en algun PC público puedo enchufar ahi el móvil y cargarlo teniendolo vigilado…

Uff.. ahora que pienso… también me falta un ladrón… y quizás coja un alargador para tener el móvil un poco más cerca… seguro que se hacen ‘montoneras’ de móviles, pilas recargables, baterias de camaras y demás artilugios electrónicos encima de las mesas que tengan enchufes cerca…

Llueve, llueve, y vuelve a llover.

Que tiempo por Dios! Casi ha pasado 1 semana desde mi ultimo paseo y apenas he salido de casa… una semana entera sin moverme! … A poco que pasa el tiempo, me doy cuenta de lo sedentaria que ha sido mi vida los ultimos años… ahora me pasan los dias sin hacer apenas deporte y ¡ni me entero!… Recuerdo cuando, con 16 años, salía prácticamente todos los dias con la bici, haciendo 7 u 8 km por los alrededores de mi pueblo, y en verano como el tiempo acompañaba, hacia escapadas dia si dia no de 20 o 25km… ahora cuando salgo, y ando, hecho de menos aquello… la bici me ha acompañado desde muy joven, y ahora que estoy volviendo a hacer deporte, la hecho de menos… ojala algún dia haga buen tiempo y pueda salir a dar una vuelta…

Y no para de llover… y yo sin chubasquero / poncho ni cubremochilas… o espabilo, o mal…