Entries tagged with “Ducha fria”.


Buen albergue si se viaja con animales, cuando uno pretende ir en plan un poco ‘turigrino’ sus servicios flojean un poco… la ducha ha sido con agua fria, y no tiene ningún bar ni ninguna tienda a menos de 2 o 3 kilometros, con lo que hay que reemprender la marcha en ayunas si no se va bien pertrechado…

La noche ha sido muy tranquila, he podido conciliar un sueño profundo que me ha permitido descansar y encontrame perfectamente a la mañana siguiente… además la calefacción ha funcionado durante prácticamente toda la noche (en otros albergues la apagan sobre las 4 de la madrugada y suele hacer frio de verdad entre las 6 y las 7… una forma ‘sutil’ de despertar a la gente…)

Sin duda una de las etapas más duras para mi… ha empezado como un dia normal, pero al rato de salir ha empezado a dolerme la pierna, otra vez … sobre las 12 el dolor era insoportable, he ‘pasado’ los kilometros sin apreciar si eran de asfalto, barro o piedras…

Si a todo esto sumamos que me he quedado rezagado de mis compañeros, ya que no he podido seguir el ritmo a causa del dolor… He recordado unas palabras que nos dijo ‘The Wolf’ en el Albergue del Pilar… allá en Rabanal… ‘Santiago tiene muchas formas de derrotarnos… desde una ventisca, hasta un esguince o una tendiditis’ … Pues bien, es cierto… tras varias ventiscas y mucho dolor en mi pierna hoy ha sido el dia que tenia casi decidido tirar la toalla…

A falta de 3 o 4 kilometros para Sarria eran las tres de la tarde, tenía hambre, y daba por sentado que mis compañeros habrían parado a comer, así que decido parar yo también… veo unos edificios en la carretera, así que salgo del camino marcado durante uno o dos kilometros para ver si veo algun bar que todavía esté abierto… y encuentro uno; Tras un enorme plato de arroz (que no estaba muy bueno) y otro más enorme de pulpo a la gallega con papas (que estaba riquísimo, pero no me lo he podido terminar) regados con media botella de un vino mediocre, me he dado cuenta de que llevaba más de una hora parado… así que he decidido reemprender la marcha… Salar y Garnica han comido en Sarria, donde estaban esperandome… malditos 3 o 4 kilometros… si hubiera aguantado un poco más habría comido con ellos…

Tras reencontrarnos, hemos continuado los kilometros que faltaban hasta Barbadelo… donde mis compañeros han preguntado si había misa… al no haber me han dejado las mochilas y han vuelto a Sarria para ver si llegaban a misa… no han llegado, han hecho aproximadamente 10 km (5 ida y 5 vuelta) extras, gracias a Dios que sin mochilas… Yo he tenido ocasión de hablar un rato con un par de maestras jovencisimas y hermosisimas que estaban en el albergue… Duchita fresquita y… a dormir.

Tras acomodarnos un poco en el albergue (descargar mochilas y darnos una ducha con agua fria), hemos salido a dar un paseo por Astorga. Yo, he aprovechado para comprar chocolate, muy tipico de allí, ya que lo hacen de muchos sabores y colores, y lo rellenan con almentras, nueces, avellanas o cacahuetes; En mi caso lo he comprado de Chocolate con sabor a menta, y con relleno de avellanas y nueces… de forma que puede servir para recuperar fuerzas durante el camino, no solo por el azucar, sino también por los frutos secos.

Destacar que Astorga es un pueblo bastante grande, con multitud de bancos, alguna caja, y muchas muchas tiendas de chocolate tradicional, souvenirs, y algúnas de tipo ‘chinos’, donde Salar ha comprado una braga para el cuello.

Tras esto, hemos decidido que era buen momento para ir a cenar, y hoy no tocaba ir al supermercado… Por fin una buena cena (pizza de bacon, jamon, gambas champiñones, y algo más que ahora mismo no recuerdo; y una ensalada con tomate, pimientos rojos, aceitunas, anchoas y mozzarella) regada con un buen caldo de la tierra.

Sobre el albergue… Horriblemente situado tras dos rampas durisimas, que a Garnica le han acabado de machacar las piernas tras un largo dia, y horriblemente diseñado en varios pisos… aunque por lo menos no es uno de estos como una gran habitación con muchisimas camas, sino que está organizado por habitaciones de 2, 4 o 6 camas. La ducha fria, para no faltar a la tradición.
Por suerte, una habitación de 4 para nosotros tres, y un canadiense que no hablaba nada de español, y que estaba esperando a otras 10 personas con las que habia quedado para hacer El Camino. Afortunadamente era simpatiquisimo y no roncó ni movió un dedo en toda la noche, con lo que conciliar el sueño fué más fácil que los dias anteriores…

A destacar del albergue de Astorga, un papel que podías coger a la entrada, con tonos azulados y amarillos, están todos los perfiles de todas las etapas restantes hasta Santiago de Compostela, así como los quilometrajes totales y parciales ¡una gozada!

Anoche… Bastante bien… sin demasiados roncadores, y con muchisima gente en el albergue que venía desde León, aunque la mayoría habian empezado más lejos… hemos conocido a una californiana y una mejicana muy majas y graciosas, ojala volvamos a coincidir con ellas en alguna otra etapa.

El albergue no ha estado mal, una lastima que la ducha haya sido con agua fria… pero bueno, había buenas camas, buenas mantas (que no han hecho falta porque todos llevamos con nosotros unos buenos sacos de dormir), y una gran mesa para cenar/desayunar.

El desayuno lo hemos comprado en una tiendecita local, a unos 200m del albergue, siguiendo el camino unos 50m y luego desviandonos hacia adentro de la población, dejando el Camino de Santiago seguir hacia la derecha.