Hace mucho que no me pongo el pulsometro… no presto atención al corazón, eso que de pequeño tenía un soplo cardíaco, y es algo que si no vigilo me puede dar problemas… Es por esto que hoy he decidido realizar un entrenamiento corto pero muy intenso cardiovascularmente hablando, como he hecho notar en temas anteriores, no soy ningun experto, pero procuro conocer mis limites para no sobrepasarlos accidentalmente llegado un momento critico.

El entrenamiento ha consistido en subir y bajar una escalera de 20 escalones 10 veces tan rápido como me fuera posible, medir las pulsaciones al final del ciclo, esperar 2 minutos, y repetir. Así 10 veces. Esto es, subir 2000 escalones y bajarlos, a la máxima velocidad posible, parando cada 400 escalones (200 de subida y 200 de bajada) durante 2 minutos.

Ciclo Pul. Final Puls. Tras descanso
1 168 98
2 174 102
3 180 110
4 182 114
5 182 118
6 185 122
7 187 126
8 190 140
9 192 147
10 194 160

Al final del ejercicio, que ha durado poco más de una hora estaba extenuado, me dolian todos los musculos de las piernas, y durante las dos ultimas series he tenido que bajar el ritmo porque ‘ya no podia más’ … por lo visto me siento comodo por debajo de 180 pulsaciones, y sufro a partir de esa cifra…  esto es importante porque al camino de Santiago no llevaré pulsometro, así que debería basarme en ‘mis sensaciones’… y espero no tener que llegar ‘al limite’… aunque O’Cebreiro y el alto de La cruz de hierro tiene fama de ser extemadamente duros… menos mal que solo hay que subirlos una vez :)