Entries tagged with “Finisterre”.


Salimos tarde del hotel, así que llamamos a un taxi para que nos lleve a la estación de autobuses… por el camino, preguntamos al taxista cuanto costaría ir a Finisterra en Taxi… inmediatamente aminora la marcha y dice que no vamos a llegar a tiempo a la estación de autobuses, y que en Taxi son 100€.
Le decimos que acelere, y que llegaremos al autobus… no estamos dispuestos a pagar 100€. Cuando por fin llegamos, Garnica sale disparado a decirle al conductor del bus que se espere un minuto, Salar, con su mochila, sale corriendo a comprar los billetes, y yo, pago el taxi, y con mi mochila y la de Garnica, salgo corriendo en dirección al bus.
Cuando entramos al bus, Salar nos comenta que no le querían vender el billete porque se suponia que el bus había salido ya… justo tras esto, nos giramos, y vemos a la Californiana y a la Mejicana que conocimos en Rabanal del Camino… a las ‘Ahorita vamos…’
Estamos hablando un rato con ellas en el bus, y al llegar a Finisterre salen dirección al faro sin despedirnos, al rato, salimos nosotros y las alcanzamos… subimos al faro del fin del mundo con ellas y estamos hablando hasta las 6 de la tarde, cuando ellas se vuelven al bus para volver a Santiago, y luego a Bilbao, donde estudian.
Subimos al bar, pedimos unos bocadillos, y nos dicen que hasta las 7.30 o las 8.00 no abren la cocina, así que pedimos unas papas y unas birras para ir abriendo boca… a las 7.30 nos comemos nuestro bocadillo, que nos sirve de comida, merienda, y cena, y nos vamos de nuevo al acantilado, para ver la puesta del sol.
Primero, en el acantilado, dejamos las mochilas arriba, en el faro, y bajamos al nivel del mar para hacernos unas fotos, que por cierto, salieron espectaculares.
Despues, subimos hasta donde estaban las mochilas, para hacer algunas fotos extras mientras mirabamos la puesta de sol… al bajar de la zona del faro, ya en el pueblo de Finisterre, buscamos alojamiento, y esperamos al dia siguiente, para volver en Bus a Santiago, donde dimos nuestro camino por concluido.

El Hostal La Salle, sencillamente Genial, pudimos utilizar la lavadora y la secadora, hay Internet, las camas son comodas, la ropa de las camas esta perfectamente limpia y las duchas están bastante bien, para ser comunes (también había habitaciones con baño propio, a un precio ligeramente superior)
Salar y Garnica están hablando de continuar hasta Finisterre andando, yo por mi parte, les digo que haré dos noches en Santiago, y al tercer dia, los alcanzaré en Finisterre en bus, mis pies no están para más trotes…

Tras mucho meditar, al final deciden que su Camino de Santiago termina en Santiago, y no en Finisterre, ya que terminarlo en Finisterre es una costumbre un tanto pagana… así que decidimos ir los tres en bus, ahorrandonos dos dias de hotel (en mi caso) o de albergue (en el suyo)