Entries tagged with “Santiago de Compostela”.


Salimos tarde del hotel, así que llamamos a un taxi para que nos lleve a la estación de autobuses… por el camino, preguntamos al taxista cuanto costaría ir a Finisterra en Taxi… inmediatamente aminora la marcha y dice que no vamos a llegar a tiempo a la estación de autobuses, y que en Taxi son 100€.
Le decimos que acelere, y que llegaremos al autobus… no estamos dispuestos a pagar 100€. Cuando por fin llegamos, Garnica sale disparado a decirle al conductor del bus que se espere un minuto, Salar, con su mochila, sale corriendo a comprar los billetes, y yo, pago el taxi, y con mi mochila y la de Garnica, salgo corriendo en dirección al bus.
Cuando entramos al bus, Salar nos comenta que no le querían vender el billete porque se suponia que el bus había salido ya… justo tras esto, nos giramos, y vemos a la Californiana y a la Mejicana que conocimos en Rabanal del Camino… a las ‘Ahorita vamos…’
Estamos hablando un rato con ellas en el bus, y al llegar a Finisterre salen dirección al faro sin despedirnos, al rato, salimos nosotros y las alcanzamos… subimos al faro del fin del mundo con ellas y estamos hablando hasta las 6 de la tarde, cuando ellas se vuelven al bus para volver a Santiago, y luego a Bilbao, donde estudian.
Subimos al bar, pedimos unos bocadillos, y nos dicen que hasta las 7.30 o las 8.00 no abren la cocina, así que pedimos unas papas y unas birras para ir abriendo boca… a las 7.30 nos comemos nuestro bocadillo, que nos sirve de comida, merienda, y cena, y nos vamos de nuevo al acantilado, para ver la puesta del sol.
Primero, en el acantilado, dejamos las mochilas arriba, en el faro, y bajamos al nivel del mar para hacernos unas fotos, que por cierto, salieron espectaculares.
Despues, subimos hasta donde estaban las mochilas, para hacer algunas fotos extras mientras mirabamos la puesta de sol… al bajar de la zona del faro, ya en el pueblo de Finisterre, buscamos alojamiento, y esperamos al dia siguiente, para volver en Bus a Santiago, donde dimos nuestro camino por concluido.

El Hostal La Salle, sencillamente Genial, pudimos utilizar la lavadora y la secadora, hay Internet, las camas son comodas, la ropa de las camas esta perfectamente limpia y las duchas están bastante bien, para ser comunes (también había habitaciones con baño propio, a un precio ligeramente superior)
Salar y Garnica están hablando de continuar hasta Finisterre andando, yo por mi parte, les digo que haré dos noches en Santiago, y al tercer dia, los alcanzaré en Finisterre en bus, mis pies no están para más trotes…

Tras mucho meditar, al final deciden que su Camino de Santiago termina en Santiago, y no en Finisterre, ya que terminarlo en Finisterre es una costumbre un tanto pagana… así que decidimos ir los tres en bus, ahorrandonos dos dias de hotel (en mi caso) o de albergue (en el suyo)

Como era de prever… nos despertamos a las 4.30, y haciendo el minimo ruido posible empaquetamos todo, nos cambiamos, y nos preparamos para salir, ‘con nocturnidad y alevosia’, a terminar nuestro cometido…
A las 4.55 estamos listos, y partimos… oscuridad, niebla, y el rocio matutino como unicos compañeros… las linternas de LED’s normales (usadas para ir al baño en los albergues sin despertar a la gente) no dan la talla… apenas alumbran a 1 metro de distancia… Por suerte llevo mi ultrafire con un “Cree P4 XR-E” que incluso en esas condiciones ofrece una luz aceptable incluso a 15 o 20 metros… y gracias a esta vamos ‘encontrando’ las flechas que hay en el camino, y que nos guian por los caminos, rodeando el aeropuerto de Santiago de Compostela, hasta llegar a un pequeño bar donde paramos a desayunar… son las 7 de la mañana, aun apenas hay luz, y vemos a la dueña del bar abriendolo… siguiendo las bromas al estilo ‘chiquito de la calzada’ que vamos haciendo por el camino… le decimos que ‘te vamo a ayudá a abrí el bá’… y desayunamos un par de cafés con leche (cada uno), un donut, y una porción de tarta que segun la mujer era casera… aunque a ninguno nos pareció casera realmente…
Llegamos a Monte do Gozo sobre las 8.30, perfecto para las fotos de rigor, con el sol recien levantado por el horizonte… y partimos de nuevo hacia Santiago. Nos plantamos a las puertas de la catedral sobre las 9.45, y fuimos directamente a la oficina del peregrino a por la Credencial… y luego a tumbarnos en la Plaza del Obradoiro hasta la hora de la Misa del Peregrino.
Un rato antes de la misa, dejamos las mochilas en la consigna (no permiten la entrada de mochilas en la catedral), y fuimos a entrar… la Catedral estaba copada de gente, no habia ni un asiento libre, y había tres veces más gente de pie que sentada…
Al acabar la misa, decidimos pasar la noche en otro hotel o pensión, porque con tanta gente los albergues seguro que estarían llenos a reventar, así que nos decidimos por el Hostal la Salle.
Sinceramente, he visto Hoteles de 1 y 2 estrellas menos preparados que dicho hostal… recomendable 100% si es que se mantiene en esas condiciones todo el año, y me imagino que así debe ser.

Un albergue como tantos otros, una noche como tantas otras, un poco mal situadas las duchas, estando las del primer piso en el exterior, y estando dos en cada pared en ambos baños, tanto en el baño del primer piso como en el de la planta baja… Garnica y Salar se ducharon fuera, yo preferí bajar abajo, aun me quedaban rodillas para ello… además las duchas… una simple pared con los chorros salientes… sin mampara siquiera…
Tras ducharme me examino los pies cuidadosamente, me han salido 9 ampollas nuevas (entre ambos pies) … todo el camino con solamente 2 ampollas y prácticamente que no me molestaban, y hoy… hoy ha sido el dia… he procedido a realizar la cura clasica (pasar una aguja esterilizada con un hilo por las ampollas, a fin de drenar el liquido de su interior, y luego poder meter betadine dentro). La verdad… durante el dia me dolian los pies un poco, pero no esperaba que fuera por las ampollas… pero bueno…

En el pueblo hay tiendas y algun banco me ha parecido ver…

Para mañana toca Santiago de Compostela ya, … serán 20 km hasta el Monte do Gozo y 5 o 7 más hasta Santiago de Compostela… sin duda será una etapa dura, ya que pretendemos llegar a la misa del peregrino a las 12 de mediodia… decidimos salir a las 5 de la madrugada, todavía de noche…