Entries tagged with “Triacastela”.


Sin duda una de las etapas más duras para mi… ha empezado como un dia normal, pero al rato de salir ha empezado a dolerme la pierna, otra vez … sobre las 12 el dolor era insoportable, he ‘pasado’ los kilometros sin apreciar si eran de asfalto, barro o piedras…

Si a todo esto sumamos que me he quedado rezagado de mis compañeros, ya que no he podido seguir el ritmo a causa del dolor… He recordado unas palabras que nos dijo ‘The Wolf’ en el Albergue del Pilar… allá en Rabanal… ‘Santiago tiene muchas formas de derrotarnos… desde una ventisca, hasta un esguince o una tendiditis’ … Pues bien, es cierto… tras varias ventiscas y mucho dolor en mi pierna hoy ha sido el dia que tenia casi decidido tirar la toalla…

A falta de 3 o 4 kilometros para Sarria eran las tres de la tarde, tenía hambre, y daba por sentado que mis compañeros habrían parado a comer, así que decido parar yo también… veo unos edificios en la carretera, así que salgo del camino marcado durante uno o dos kilometros para ver si veo algun bar que todavía esté abierto… y encuentro uno; Tras un enorme plato de arroz (que no estaba muy bueno) y otro más enorme de pulpo a la gallega con papas (que estaba riquísimo, pero no me lo he podido terminar) regados con media botella de un vino mediocre, me he dado cuenta de que llevaba más de una hora parado… así que he decidido reemprender la marcha… Salar y Garnica han comido en Sarria, donde estaban esperandome… malditos 3 o 4 kilometros… si hubiera aguantado un poco más habría comido con ellos…

Tras reencontrarnos, hemos continuado los kilometros que faltaban hasta Barbadelo… donde mis compañeros han preguntado si había misa… al no haber me han dejado las mochilas y han vuelto a Sarria para ver si llegaban a misa… no han llegado, han hecho aproximadamente 10 km (5 ida y 5 vuelta) extras, gracias a Dios que sin mochilas… Yo he tenido ocasión de hablar un rato con un par de maestras jovencisimas y hermosisimas que estaban en el albergue… Duchita fresquita y… a dormir.

Tras comprar algunas cosas en los comercios locales, hemos cenado y nos hemos acostado enseguida.

Hemos tenido una habitación de 6 para nosotros 3 solos, así que he aprovechado para montar un pequeño tendedero entre las literas para que la ropa recien lavada se fuera secando.

A la mañana siguiente y tras un gran desayuno nos dispusimos a salir…

Tras un delicioso desayuno en el albergue de La Faba, salimos por camino hacia O’Cebreiro, aunque pronto desistimos debido a la fuerte helada de la noche anterior… de forma que continuamos por carretera, que aunque con 20 cm de nieve y 1 o 2 de hielo, era transitable, aunque con cadenas/turtles (aqui me alegré de haberlas cargado durante el resto del camino). Asi fue como subimos, pisando las marcas de los neumaticos de los pocos vehiculos que iban subiendo…
Una vez en Cebreiro se puso a nevar… una ventisca terrible… perfecta para esperar que pasara tomando un cafe con leche… pero ni aun asi… compré un bordon, en previsión de lo dura que iba a ser la bajada… me calzé de nuevo las turtles al salir del bar, y para abajo, eso si, por carretera de cabeza… una bajada larga y fea… tal vez en verano, sin hielo, y con una buena bici… aghh… pelos de punta nada mas de pensarlo.
Parada en Fonfria, en un albergue-bar de los de bikeline, ¡pedazo bocata de chorizo, queso y tomate nos metimos entre las costillas!
Tras la parada a seguir bajando, aun con viento y nieve en cantidades desmesuradas… por fin llegamos a Tricastela.